fbpx

Boda vintage en la finca Meu Lar | Alicante

Qué podemos decir de una pareja como ellos… Maite y Cristian se conocieron bailando. Maite trabajaba de camarera y Cristian cuando la conoció iba a verla todas las noches. Se conocieron y ambos acababan de salir de una relación y solo querían su amistad. Hasta que un día decidieron ser libres, pero juntos. 

Una pareja apasionada, llena de vida. Maite y Cristian comparten locuras juntos y viven cada momento al máximo y así fue en su gran día.

La finca Meu Lar (https://www.fincameular.com/), tenía cada rincón preparado para sorprender a la pareja. Cristian se encontraba en su casa y no esperaba nada de lo que sucedería en la ceremonia. Estaba tranquilo y risueño con sus amigos y familiares. Su traje de El Ganso (https://www.elganso.com/es/) le definía la

perfección y se sentía muy especial. Por parte de Maite todo era muy similar. 

Maite se cambió en la finca, en la suite presidencial. La rodeaban paredes blancas y los tonos cálidos del armario centenario. Su vestido de Otaduy (https://otaduy.co/) y los zapatos de Pedro Miralles (https://pedromiralles.com/es/) eran la prueba de que no había vuelta atrás, de que había llegado su momento. Todo comenzó con el maquillaje, un toque muy natural por parte de Enredarte Peluquería. Cuando The beauty bar (https://www.facebook.com/thebeautybaralcoy/) dejó su rastro en el pelo de la novia, todo había cambiado. 

De repente, llegó el momento, llegó la hora. Los novios estaban listos. Sandra, su wedding planner de Jardinade Eventos (https://www.facebook.com/fincajardinade) lo tenía todo controlad y ambos caminaban hacia la ceremonia. Tras media hora de emoción, risas y alguna lagrima cayendo, Maite y Cristian estaban destinados a estar juntos. Con el mobiliario de Pack and things (https://alquilerdecoracioneventos.es/), y las flores de El lenguaje de las flores, todo quedó como siempre habían soñado (https://ellenguajedelasflores.es/).

Un banquete bajo la pinada de Meu Lar, con el Catering de Jardinade Eventos, hizo que los novios disfrutaran al máximo de su gran día. Tras vivir momentos muy intensos con sus invitados, llegó el momento de la barra libre. Maite y Cristian no son bailarines profesionales, pero se conocieron bailando y cómo no, en su gran día no podían faltar unos buenos bailes. 

Esta boda tan original y divertida no pudo terminar mejor. La finca Meu Lar dispone de una increíble piscina, que en los días calurosos de noviembre nunca viene nada mal. Así pues, el novio y algunos invitados más se decidieron a saltar y a terminar el día con las mejores sonrisas de sus vidas. Ese 21 de noviembre de 2019 marcó un antes y un después para siempre en Maite y Cristian.

¿Te casas?

  • DD slash MM slash YYYY
  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¡Una boda gratis!

Participa en nuestra promo de una boda gratis para 2022. Rellena el siguiente formulario y estarás participando.

**Reportaje Fotográfico | 1 Fotografo | 1 Album 35×25 150 paginas 150 fotos | 2 albumes mini

***valido para parejas reales que se casen. No pueden participar otras personas en su nombre.

****Fecha del Sorteo: Firanovios 2021

  • MM slash DD slash YYYY
  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.